Síguenos por correo electrónico

19 de mayo de 2017

Reseña de The Giver: El dador de recuerdos de Lois Lowry (Beatris)

¡Hola a todos! Yo soy Beatris y en esta ocasión os traigo la reseña de The Giver: El dador de recuerdos escrito por Lois Lowry. Os dejo con la reseña. 
VISITAD MI PERFIL EN GOODREADS: Beatris (MUNDO LITERARIO)
INSTAGRAM: @beatris_mora2
AMINO (¡EN LA COMUNIDAD LIBROS AMINO!): @beatris_mora2
PÁGINA DE FACEBOOK: Melani Beatris Mora
PINTEREST: @beatris_mora2
ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (BEATRIS): Reseña de Peter Pan de J.M. Barrie
ANTERIOR RESEÑA EN EL BLOG (MELANI): Opinión impopular: Reseña Sueña de Lisa Macmann
Datos principales:
Título: The Giver El dador de recuerdos
Título original: The Giver
Saga: Sí (tetralogía) (libro 1/4)
Autora: Lois Lowry 
Páginas: 240
Editorial: Everest
Sinopsis: Diciembre es el mes en el que se celebra la Ceremonia anual, en la que los Doce reciben sus determinadas funciones por el Comité de Ancianos. Pero Jonás, un niño que cumple doce años, ha sido elegido para algo muy especial. Cuando su selección le lleva ante el más honorable de los ancianos -el Dador-, Jonás comienza a darse cuenta de los secretos que subyacen bajo la frágil perfección de su mundo. 
Opinión personal: Encontré este libro en un mercadillo de libros con precios baratísimos. Me llamó la atención, puesto que lo había visto en algunos vídeos de Booktube y había recibido, por lo general, buenas críticas. Al leer la sinopsis apenas recopilé unos pocos detalles del argumento de la novela pero decidí comprarla porque recordaba, más o menos, lo que habían dicho en los vídeos y reseñas. Ha sido una de esas "aventuras literarias" de las que no me arrepiento. 
La portada es muy simple y no refleja nada acerca de qué podemos encontrar en esta novela. Sin embargo, creo que la combinación de colores es preciosa y que crear ese efecto iluminado en el rostro del chico ha sido todo un acierto. Se resaltan todavía más los ojos azules. El título está metalizado de tal modo que puedes observar como brilla al cambiarlo de ángulo. Si la portada me parece bonita, el libro sin su sobrecubierta es incluso mejor. Tiene un color azul celeste mezclado con turquesa y un poco de verde que simplemente me encanta. Las mezclas de colores me gustan prácticamente siempre, me declaro fan.
The Giver es una distopía ambientada en un mundo reformado por los humanos buscando la perfección absoluta. Los humanos eliminaron las religiones para cesar con las disputas, ya no existen los colores, el Comité de Ancianos elige el trabajo y la pareja ideal de todas las personas. De igual manera, se tendrá el número de hijos que el Comité de Ancianos estime necesario y siempre mediante mujeres de alquiler. En la cena siempre se habla con la familia acerca de lo ocurrido en el día y de los sentimientos, con la única condición de ser absolutamente sincero. De esta manera, nos encontramos con una sociedad estructurada hasta el último detalle.
Jonás, un niño de 12 años, asistirá a la Ceremonia Anual en la cual el Comité de Ancianos elegirá su profesión. Todo el mundo queda sorprendido cuando ésta resulta ser el cargo del Dador de recuerdos. 
El punto fuerte de este libro es la ambientación. ¿Qué es el mundo perfecto? Este libro propone una supuesta utopía y es increíble como, a medida que vas leyendo, observas todos los cambios que se producen entre la ficción y tu realidad. Sin duda, es ese factor que nos hace reflexionar y plantearnos algunas cosas. Esta novela hace hincapié en que tal vez la perfección no sea siempre lo más ideal, en qué significa este mismo concepto del mismo modo que profundiza en la naturaleza humana. Lo complicados que somos psicológicamente. 
Casi no hay un hilo argumental que seguir. El punto de este libro es ver cómo Jonás abre los ojos ante el mundo que le rodea y cómo interactúa con las personas que le rodean a partir de entonces. La historia no tiene tanta importancia, lo verdaderamente importante son las reflexiones y la interpretación que se puede hacer acerca de este mundo "idílico". Durante la novela, Jonás aprende el oficio de Dador, con todo lo que ello implica.
El final de este libro es horrible. No hay una conclusión como tal, al contrario, es muy abierto y demasiado repentino. A mí, personalmente, no me gustan nada los finales abiertos, de modo que no ha terminado de convencerme. 
La narración es ligera, fresca y ágil. Tiene un tono distendido, tirando a simple. Lo que realmente me gusta es que dentro de toda esta simpleza es capaz de tocar temas como el deseo sexual en los jóvenes, la importancia de los pequeños detalles que nos rodean, lo difícil que es ser diferente a los demás, etc. Es un contraste muy interesante. 
Pese a lo interesante de la novela, no llega a enganchar al lector al punto de no poder soltar el libro. Es una lectura pausada, a un ritmo calmado y bastante entretenida.
El elenco de personajes es reducido, siendo los más importantes Jonás y su familia, Fiona, Asher y el Dador. Teniendo en cuenta el tipo de historia con el que estamos tratando es natural que no se profundice tanto en ciertos personajes y, a fin de cuentas, los que cobran mayor relevancia y están más trabajados son Jonás y el propio Dador.
Jonás es un personaje interesante, desentonando por encima del resto. Me gusta mucho cómo se ha manejado su curiosidad, su visión del mundo y cómo reacciona a todo ello. Creo que es realista y, aún así, proporciona dinamismo.
La familia de Jonás, por supuesto, tiene importancia. Con todo, es de esos personajes que quedan algo más relegados y que están ahí para aportar puntos muy concretos. He de reconocer que las escenas de la cena, en las cuales cada miembro debe contar los sentimientos que ha experimentado a lo largo del día, han sido de mis favoritas. 
Fiona no es un personaje especialmente elaborado, pero el rol que tiene dentro de la novela me gustó mucho. Le aporta cierta humanidad y un punto interesante.
Asher es el clásico niño adorable con unas ocurrencias de lo más divertidas, el factor cómico y a la vez algo reflexivo. Me encantó su historia y sus intervenciones ayudan a que el libro no llegue a parecer denso o demasiado filosófico.
Por último, la figura del Dador está clara. Desempeña el papel de mentor, adjudicándole características tales como la inteligencia, la paciencia y, detrás de su fachada, una faceta más humana. A pesar de esto, la historia que encierra logra sorprender. Es el personaje que más puede hacerte pensar. 
Y con esto termino mi reseña de "The Giver: El dador de recuerdos" escrito por Lois Lowry.
¿Lo habéis leído?
Si es así, ¿qué os ha parecido?
¿Lo queréis leer?
COMENTADME.
(3/5 estrellas)
Lois Lowry:
Cita: 
¿Tú comprendes, Jonás, que esto es mi vida? ¿Los recuerdos?
Espero que os haya gustado. Recordad que yendo abajo tenéis el gadget de seguidores para seguirnos en nuestro blog Mundo Literario (arriba tenéis la suscripción por correo electrónico) y que próximamente Melani (la otra administradora del blog) también publicará algo. ¡Hasta la próxima! Os quiero. ¡UN BESO ENORME!

Beatris

No hay comentarios:

Publicar un comentario