Síguenos por correo electrónico

29 de abril de 2017

Reseña Cada Día Cuenta de Yauci Manuel Fernández #Melani

Hola mis queridos lectores, después de semanas inactivas por culpa de los exámenes he vuelto con ganas de pisar fuerte. Hoy os traigo la reseña de un libro que me leí el año pasado y que me gustó mucho, y, que además, tengo la suerte de tener firmado por el autor. Se trata del libro : Cada día cuenta del autor Yauci Manuel Fernández. Antes de empezar la reseña no olvides...
visítenme en goodreads.*Mel.Mora.1058.Ginn.
Instagram.* melani.mora.1058.ginn.2
Mira más fotos y arts de tus series y libros favoritos en mi
cuenta de pinterest: Melani.Mora.GINN
Lectorati:Melani_Mora_Ginn.1058 Mora
Anterior reseña de Beatris: 
Anterior entrada mía en el blog: 
Anterior entrada del blog :
Anterior reseña mía en el blog: 
PÁGINA DE FACEBOOK: Melani Beatris Mora


Datos principales
Título: Cada día cuenta
Título original: Cada día cuenta
Saga: No ( autoconclusivo)
Autor@: Yauci Manuel Fernández
Páginas: 205
1 Edición : Octubre 2015
Escrito en : 2015
Traducción :  Escrito en español
Editorial: Esdrújula.
Sinopsis:  En ocasiones, vivimos sin vivir. Sucumbimos a la rutina sin darnos cuenta y nos convertimos en espectadores de nuestra historia.Esto es lo que le ha ocurrido a Marc. Casado con Natalia y con una hija de nueve años, ya no es el hombre que era, y su mundo se hunde cuando su esposa decide separarse de él. Entonces comienza a darse cuenta de que no puede seguir viviendo como hasta ahora y, apoyado por su hermano, comete la locura de dejarlo todo y viajar al norte de Finlandia, en donde vive un viejo amigo. Allí tendrá que enfrentarse a una nueva vida pero, sobre todo, a sí mismo. Sufrirá el dolor de la culpabilidad por el abandono de su familia, la impotencia de saber que hay errores que no se pueden arreglar y el desconsuelo de la soledad. Pero también conocerá gente que le hará cambiar su visión del mundo, visitará lugares que nunca pudo haber imaginado y descubrirá que el amor va mucho más allá de la atracción.
Opinión: El año pasado después de leer la Biblioteca de Emma, no pude esperar a leer el otro libro del autor, así que cuando fui a la firma de libros de La Biblioteca de Emma tuve que comprarme este libro sin falta y de verdad que fue una buena elección, porque no solo conseguí conocer al maravilloso autor de este libro y que me o firmara, sino que también descubrí un libro fascinante y rompedor que nos muestra la importancia de vivir cada día y disfrutarlo.
La novela nos cuenta la historia de Marc, un hombre que ha vivido sin sentir que vivía, que ha respirado sin ganas, un hombre de ilusiones desechas. Natalia, su esposaha decidido divorciarse debido a que su marido no parece preocuparse por el bienestar de ella y su hija de nueve años, Anabel. Y es cuando esto sucede, cuando Marc parece darse cuenta de los errores que ha cometido y de que ha estado viviendo sin vivir, decide pues hacer un viaje hasta Finlandia gracias al consejo de su hermano, y es lejos de de su hogar donde por fin consigue encontrar sentido a su vida. Con esto no dijo que viviese sin control de su vida y sin arrepentimiento de lo que haces, vivir es dejarse llevar por los impulsos que nos dicta el corazón, vivir es recordar cada momento especial...
Lo que más me ha gustado de la novela es sin duda el mensaje que trasmite la novela, que sin duda no es un tema que se narre demasiado en la literatura, o al menos no es algo que yo habitualmente lea o encuentre en las novelas. Es un tema realista, lo que hace que alcance el sentimentalismo del lector. Al autor del libro lo trata de manera natural, lo que hace del tema tratado más desgarrador, realista y triste, además Yauci sabe plasmar perfectamente la situación y sentimientos del protagonista. Cuando terminas de leer Cada Día Cuenta empiezas a valorar el valor de las cosas y de las palabras sobre el mundo y sobre las personas, sin duda una historia muy reflexiva que todo lector: sea adulto o no.
La historia es ágil, ligera y realista, el giro de la trama, que tiene lugar a mitad de la novela, es totalmente inesperado y te hace llorar y llorar y llorar y sufrir y sufrir... pero a pesar de esto debo de decir que me encantó cada página de este libro.
Además el autor nos vuelva a recordar su libro de La Biblioteca de Emma, ya que uno de los personajes de su anterior novela sale por un breve instante en la novela.
Desde el momento uno de la novela se nota la pluma especial del autor: emocionante, sentimental, arrolladora y completamente fascinante. La narración del escritor te acerca de 
lleno a los personajes, es directa y concisa, no se va por las ramas, o cual se agradece ya que Cada Día Cuenta es una novela que debe de contarse tan y como ha hecho Yauci, de forma directa. El toque sentimental que pone el autor en su novela ayuda a que tenga el libro repleto de post-it (no exagero de verdad, tengo 34 post- it) .
Pasando ahora a hablar de los personajes he de decir que los he sentido a todos muy cercanos, así que empecemos uno a uno:
Marc: Es el claro ejemplo de un hombre derrotado que ha pesar de todos los errores que ha cometido a lo largo de su vida, reflexiona, cambia y hace que empiezas a sentir empatía por el personaje, además la relación tan especial que establece con su hija pequeña a lo largo de la novela es totalmente conmovedora.
Anabel: Tierna, adorable, conmovedora, dulce... esta niña lo tiene todo para ser un personaje enternecedor, que consigue que afloren tus sentimientos y que te haga llorar...
Amanda: Tengo que admitir que al principio este personaje no me convenció ni me llenó del todo. Era demasiado extrafalari y su personalidad no encajaba del todo, pero cuando logre comprenderla mejor empecé a simpatizar con ella.
Sin duda Cada Día Cuenta es un libro que todo lector debe de leer, cien por cien recomendable. Te ayuda a comprender el significado de la vida, el poder de las palabras y lo esencial de los buenos momentos... si no lo has leído ¿ a que esperas?


            (5/5 estrellas)
En la foto tenemos a Yauci:












Cita: Se dice que quien está al borde de la muerte ve pasar su vida. Yo garantizo que no vi nada de eso. Es mucho más sencillo: recordé un momento, una escena, puede que la más importante. Era el instante que podía haber vuelto las tornas: <<¿Y vendrás a la playa este verano?>>. Qué dulzura en esa voz, qué inocencia de la niña a la que quiero más que a nada. Ella era la verdadera mujer de mi vida, por la que haría cualquier cosa, por la que iría a cualquier lugar del mundo.
La que despertó en mí las ganas de vivir. La que me hizo abrir los ojos.

                                                                            Melani. 











No hay comentarios:

Publicar un comentario